Entender DMARC: Guía completa para la autenticación del correo electrónico

dmarc

En la era digital, el correo electrónico sigue siendo una herramienta de comunicación crucial tanto para los particulares como para las empresas. Sin embargo, con el aumento del uso del correo electrónico aumenta la amenaza de ataques basados en el correo electrónico, como el phishing y la suplantación de identidad. Una de las defensas más eficaces contra estas amenazas es DMARC (Domain-based Message Authentication, Reporting & Conformance). En esta entrada de blog, exploraremos qué es DMARC, cómo funciona, sus ventajas y las mejores prácticas para su implantación.

¿Qué es DMARC?

DMARC son las siglas de Domain-based Message Authentication, Reporting & Conformance. Es un protocolo de autenticación de correo electrónico diseñado para ofrecer a los propietarios de dominios la posibilidad de proteger su dominio de un uso no autorizado, conocido comúnmente como suplantación de identidad de correo electrónico. DMARC se basa en dos técnicas existentes de autenticación del correo electrónico: SPF (Sender Policy Framework) y DKIM (DomainKeys Identified Mail).

Cómo funciona DMARC

DMARC añade una capa de seguridad a la autenticación del correo electrónico alineando los mecanismos SPF y DKIM con la cabecera «De» de un correo electrónico. Aquí tienes un resumen paso a paso de cómo funciona DMARC:

  1. SPF (Marco de Política del Remitente): SPF permite a los propietarios de dominios especificar a qué servidores de correo se les permite enviar correos electrónicos en nombre de su dominio. Cuando se recibe un correo electrónico, el servidor de correo receptor comprueba el registro SPF para verificar la legitimidad del servidor remitente.
  2. DKIM (Correo Identificado por Clave de Dominio): DKIM añade una firma digital a los correos electrónicos, que puede ser validada por el servidor receptor mediante una clave pública publicada en los registros DNS del remitente. Esto garantiza que el correo electrónico no ha sido alterado en tránsito.
  3. Política DMARC: Los propietarios de dominios publican una política DMARC en sus registros DNS. Esta política indica a los servidores de correo receptores cómo tratar los correos electrónicos que no superen las comprobaciones SPF o DKIM. La política puede configurarse como «ninguna» (sólo supervisión), «cuarentena» (marcar como sospechoso) o «rechazar» (bloquear el correo electrónico).
  4. Comprobación de alineación: DMARC garantiza que el encabezado «De» coincide con el dominio utilizado en las comprobaciones SPF y DKIM. Esta alineación es crucial para evitar la suplantación de identidad, en la que los atacantes utilizan una dirección de remitente falsificada.
  5. Informes: DMARC proporciona un mecanismo de informes, que permite a los propietarios de dominios recibir información sobre la autenticación y entrega del correo electrónico. Esta información ayuda a afinar la política DMARC y a identificar posibles problemas.

Ventajas de implantar DMARC

  1. Seguridad mejorada: DMARC reduce significativamente el riesgo de ataques de suplantación de identidad y phishing por correo electrónico, al garantizar que sólo los remitentes autorizados pueden utilizar tu dominio.
  2. Mejor capacidad de entrega del correo electrónico: Al implementar DMARC, tus correos electrónicos tienen más probabilidades de ser entregados en las bandejas de entrada de los destinatarios en lugar de ser marcados como spam. Esto aumenta la credibilidad y fiabilidad de tu dominio.
  3. Visibilidad y control: DMARC proporciona información valiosa a través de informes agregados y forenses. Estos informes ofrecen visibilidad sobre quién envía correos electrónicos en nombre de tu dominio y destacan cualquier fallo de autenticación.
  4. Protección de la reputación de la marca: Evitar el uso no autorizado de tu dominio ayuda a proteger la reputación de tu marca. Es menos probable que los clientes sean víctimas de ataques de phishing que parezcan proceder de tu organización.

Pasos para implementar DMARC

  1. Configurar SPF y DKIM: Antes de implantar DMARC, asegúrate de que SPF y DKIM están correctamente configurados para tu dominio. Publica registros SPF que especifiquen los servidores de correo autorizados y configura DKIM para firmar los correos salientes.
  2. Crea un registro DMARC: Publica un registro DMARC en las DNS de tu dominio. El registro DMARC incluye la política (ninguna, cuarentena o rechazo), la dirección de correo electrónico para recibir informes y parámetros opcionales para la elaboración de informes y la alineación.
  3. Supervisa y analiza los informes: Empieza con una política de «ninguno» para supervisar el tráfico de correo electrónico y recopilar datos. Analiza los informes DMARC para identificar las fuentes de correo electrónico legítimas y no autorizadas. Utiliza esta información para ajustar tus configuraciones SPF y DKIM.
  4. Aplica gradualmente las políticas: Una vez que confíes en tus configuraciones SPF y DKIM, pasa gradualmente a políticas DMARC más estrictas. Pasa de «ninguno» a «cuarentena» y finalmente a «rechazar» para proteger completamente tu dominio.
  5. Mantén y actualiza: Revisa regularmente los informes DMARC y actualiza tus registros SPF y DKIM según sea necesario. Supervisa continuamente cualquier cambio en los patrones de envío de correo electrónico y ajusta tu política DMARC en consecuencia.

Buenas prácticas para la implantación de DMARC

  1. Empieza poco a poco: Comienza con una política «ninguna» para controlar el tráfico de correo electrónico y recopilar datos sin afectar a la entrega del correo. Aplica gradualmente políticas más estrictas basadas en los conocimientos adquiridos.
  2. Supervisión periódica: Supervisa continuamente los informes DMARC para mantenerte informado sobre el estado de autenticación del correo electrónico y los posibles problemas. Utiliza estos datos para tomar decisiones informadas sobre los ajustes de las políticas.
  3. Educa a las partes interesadas: Asegúrate de que todas las partes interesadas, incluidos los equipos de TI, marketing y atención al cliente, comprenden la importancia de DMARC y su papel en el mantenimiento de la seguridad del correo electrónico.
  4. Mantente informado: Mantente al día de los últimos avances en autenticación y seguridad del correo electrónico. Revisa periódicamente las mejores prácticas del sector y actualiza tu política DMARC en consecuencia.

Recuerda

DMARC es una poderosa herramienta en la lucha contra los ataques basados en el correo electrónico, que ofrece mayor seguridad, mejor capacidad de entrega y protección de la reputación de tu marca. Al implantar DMARC, las organizaciones pueden tomar el control de su dominio de correo electrónico y asegurarse de que sólo los remitentes autorizados pueden utilizarlo. Seguir las mejores prácticas y supervisar continuamente los informes DMARC te ayudará a mantener una postura sólida de seguridad del correo electrónico y a proteger tu dominio de actividades maliciosas.

Cartera de ajuste

Proyecto: Rediseño del sitio web de GoFit Wallet Cliente: Cartera GoFitPlataforma: WordPressFunciones: Diseño adaptable, Panel educativo, Transacciones seguras, Biblioteca de recursos Resumen:GoFit Wallet, una plataforma líder en educación financiera, buscó un rediseño integral de su sitio web para servir mejor

Read More »
Nirfa's Flowers Website Design

Flores Nirfas

Proyecto: Diseño del sitio web de Nirfa’s Flowers Cliente: Flores de NirfaPlataforma: WordPressFunciones: Diseño responsivo, Funcionalidad de comercio electrónico, Galería de arreglos florales, Seguimiento de pedidos online Resumen:Nirfa’s Flowers, una floristería boutique conocida por sus exquisitos diseños florales y su

Read More »

Subscribe to our Newsletter

Oh hi there 👋
It’s nice to meet you.

Sign up to receive awesome content in your inbox, every month.

Share this post with your friends